mis pinceles

16.9.09

El susurro que me llega desde la ventana

Tu pelo caía con lentitud sobre mi pecho descubierto.
Abracé tu cintura, tu soledad en forma de cuerpo.

Era de noche. Lo sé porque en la brisa sonaba,
a lo lejos,
un canto a la libertad en forma de tren expreso
que rozó mis pupilas noctámbulas, distraídas
como el pintor al esbozo en movimiento.

De mi pecho escondido brotaba sudor y talento,
fuerza para abrirte, pulirte, esculpirte
de forma necesaria y con atrevimiento.

Quise ser la lágrima que nació de ti, mujer.
Ahora soy un Ángel que voló a ras del suelo
para llevarte conmigo y convertirte en cuerpo

aunque sea por los rincones de tu recuerdo.

6 comentarios:

  1. Y nacerán las palabras en un parto provocado.
    Ellas, inconscientes del ahora, hubiesen preferido desaparecer sin haber nacido pero, no, estamos para dejar huella de que estuvimos y las palabras, de siempre, vencieron a la espada.
    Me quedo con el latir que se siente en tu blog y me incorporo a los seguidores que acudiremos cada vez que permitas que las palabras surjan.
    Me alegraría mucho que visitases mi blog.
    www.2012ahora.es
    Recibe un cordial saludo desde Canarias.

    ResponderEliminar
  2. ALERTA!

    La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

    Para MAS informacion pinche:

    http://expoauto.blogspot.com/

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Desde aquí, gracias a Pedro por su valioso aviso. Es obvio que los españoles estamos consternados ante la mayor estafa "automotriz" (i.e. que se mueve por sí misma) de México, que nos afecta de tantísimas maneras que no podemos ni contarlas.

    Ahora hablando en serio, muchas gracias por tu poema. Me hace rabiar y querer mejorar muchísimo para poder llegar a ese nivel, y esa sensación me encanta. Me hace sentir vivo.

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  4. Ayy Victor!! Qué loco estás y qué majo eres! Muak!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por aclararme o revolverme unos cuantos asuntos con este poema

    ResponderEliminar