mis pinceles

7.12.10

Cobijo de tu ausencia

Último poema para Ángel
Pisando colillas como quien pisa
atardeceres huraños
te espero sentada, como cada día,
a la orilla de este sueño triste.
Me transformo en acera.
Me recorren tus pies planos.
Bajo tu sombra me entretengo.
¡Qué más da que el día avieso
no te atraiga a mi mirada!
Si soy ciega de besos
sin labios,
si no hay sangre en el deshielo
de este suicidio,
cobijo de tu ausencia.

6 comentarios:

  1. Lo mejor que te he leído :D
    (aunque el avieso ha evitado la perfección)

    ResponderEliminar
  2. Bien bonito el poema, como expresas el pesar de la soledad...
    Hace sentirse ahi, a la vera de las cosas...


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. precioso y triste en efecto
    felicidades

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este poema Marta, musical y con muy logradas imágenes, es un placer su lectura. Un abrazo desde Canarias.

    ResponderEliminar