mis pinceles

9.1.11

Oda a un jamón



¡Oh, cerdo mío! Qué bello es saber que fuiste libre silueta
en un campo extremeño de verdes pastos,
de grandes belloteros en pocilgas anónimas.
Me encanta saber que, ahora,
eres magro pedazo de cielo
en este paladar exigente de gourmet barriobajera.
Es maravilloso descuartizarte con los dientes
y saborear a la madre tierra en cada bocado
                                                                               primitivo.
Qué tierno es esculpirte en la memoria
de mis papilas gustativas
y atrapar tu sabor en el hueco de mis muelas,
encarceladas aún por el juicio que resultó
tras los pecados de mi infancia burlesca.
Quiero ser como tú, fiambre delicioso.
¡Que aprovechen de mí hasta los andares!

5 comentarios:

  1. Sólo hay una cosa que me gusta mas que el jamón...

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJAJAJAJAJA!

    bravo bravo bravo!
    pedazo de entrada!nunca lo había pensado! Oda al jamón! Fantástico! xDD

    ResponderEliminar
  3. Entre pueblo y populacho hay la misma diferencia que entre jamón y gazpacho.

    ResponderEliminar
  4. El cerdo es un animal guapo, inteligente, adorado por muchos y denostado irreverentemente por otros. ¿sabéis que sus genes son los más parecidos a los nuestros? Un cordial saludo.

    ResponderEliminar