mis pinceles

24.6.11

A lo hecho, deshecho


Tú, cuervo de alas rotas,
que apenas ve.
A ti te designo el poder de la duda
y los años de sombra invertida.
Te dono los besos mal dados,
las caricias mal recibidas,
una noche de sexo mojado
por lubricantes y artificios.

Tú, que esperas bajo el tiempo
con un paraguas cerrado,
te devuelvo los nombres propios,
los viajes malgastados
y una pequeña dosis de suspiros
que fueron reales
hasta que dejaron de serlo.

Por fin abracé la luna
sin tener que levantar los pies del suelo.

7 comentarios:

  1. Buenisimo,
    desde que das recitales te sales....

    ResponderEliminar
  2. Hermoso querida amiga, un placer estar presente.
    Saludos, Oswen.

    ResponderEliminar
  3. Que malo es el despecho...

    ResponderEliminar
  4. Demasiada rabia no es recomendable, pero parece que ya paso.

    ResponderEliminar
  5. Sabes que me gustan mucho tus poemas, Marta. Pero me gustaría que empezaran tan bien como acaban... Siempre empiezas envuelta en figuras retóricas que intentan explicar todo de un golpe, con gran esfuerzo, luego desistes y dejas caer los brazos soltando el aire de una vez, y el suspiro resultante es muy tú, y muy bonito, más bonito que lo otro. Piensa en eso...

    PD. Me han gustado mucho las dos últimas líneas. Por sencillas y por sinceras...

    ResponderEliminar
  6. El amor que nos destroza, abrasa y nos abraza de nuevo para seguir estando en ese pánico a ser singular, y abandonar un nosotros que no nos hacía feliz...

    Si hay rabia sacala, si hay despecho vomitalo, y si empeza mal y acaba bien, has triunfado.

    ResponderEliminar